Volver

                                                             

 

AHORA SI PARECE EN SERIO EL CAMINO HACIA LA OLIMPIADA

 

Por ORLANDO RUSSO DíAZ

Sala de Redacción patincolombia.com 

 

Ya han sido muchos los años que se han invertido para llamar la atención del Comité Olímpico Internacional y hasta el momento nada de nada. Frustración tras frustración las potencias de este deporte siguen reclamando a gritos la inclusión de su disciplina en el programa de verano y sólo las buenas intenciones de una clase dirigente timorata han quedado como parte del resultado de la gestión.

 

Y es que el patinaje ha estado tan cerca pero tan lejos, desde cuando en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, el Hockey sobre ruedas estuvo de invitado. Pero nada pasó, pues la modalidad,  si bien es cierto era conocida por los españoles, no era la más masificada. La sede siempre se guarda un as bajo la manga para albergar un deporte como invitación (no se confirma pero se habla en los pasillos).

 

Los intentos han ido desde nombrar a dirigentes cercanos al movimiento olímpico hasta inclusive organizar reuniones de bajo perfil para estudiar las reales posibilidades en todos los aspectos…hasta el económico, pues se ha llegado a la firme decisión de recolectar dineros como en feria, para no dejar nada al azar, y tampoco. Es más, varios comités olímpicos nacionales se mostraron de acuerdo en aportar su granito de arena.

 

El catalán Isidro Oliveras recibió la bendición de los países adscritos y fue nombrado como presidente de la Federation Internacional de Rollers Skating. Durante su periodo muchas promesas; que en el próximo si, o que sino en el otro, pero nada de nada. Todos los presidentes tejieron muchas expectativas en torno a su gestión por aquello que era cuñado o familiar cercano de Juan Antonio Samaranch (presidente COI por 20 años), pero nada de nada.

 

Ya en este nuevo periodo, hubo más acercamientos y eso se le tiene que abonar a la dirigencia internacional. Inclusive, desde la misma postulación de Bijing se daba sentado por hecho de que el patinaje por fin iba a recibir el aval de los comités olímpicos, pero tampoco. Lo único que se logró es que por lo menos ya el Comité Olímpico Internacional incluyera el patinaje de carreras como una de las cinco opciones de las cuales se escogería sólo una.

 

Vino la asamblea del COI, se escogió a Londres como sede de los Juegos Olímpicos de 2012 y nada de nada. Al final, ni el polo, ni el karate do, ni el golf, ni el patinaje, ni el propio squash, tuvieron suerte. El COI ni sacó deportes ni seleccionó el nuevo.

 

Desde las justas de Barcelona el olimpismo se volvió una de las más grandes rentables empresas del mundo. Desde ese año, el deporte se convirtió en un verdadero negocio y así funciona todavía. Y como negocio, lo único que le importa es la televisión. Si el deporte no es atractivo y no tiene una teleaudiencia asegurada, nunca podrá entrar al programa.

 

Es más, ya el COI hizo licitación para los derechos reservados de las olimpiadas de 2016 pese a que todavía se desconoce la sede.

 

Ahora así. Todos estos argumentos o marco teórico para afirmar que por fin, la dirigencia del patinaje internacional fue compatible con el contexto olímpico. Por fin comprendieron que la Federación se tiene que amoldar a los intereses del COI y no al contrario.

 

Con la confirmación en la pasada asamblea del Comité Internacional de Carreras celebrada en Anyang en el marco de los Campeonatos Mundiales, se votó como requisito que los países que quieran ser candidatas o ya sean las sedes de los próximos eventos orbitales, además de las garantías que exigía normalmente el CIC, deberán asegurar la transmisión por televisión.

 

Por fin entendieron y a buena hora. No se nos hace extraño que el proponente de esta iniciativa haya sido el propio Carlos Orlando Ferreira Pinzón, quien sabe que significa la televisión para el deporte tras las transmisiones realizadas por el canal estatal de todos sus campeonatos mundiales o eventos de ciclo olímpico.

 

Es más, como estrategia entre la Federación Colombiana y su patrocinador, Harinera del Valle, al no contar con la posibilidad de obtener la señal, se llevaba sus propio staff de técnicos, camarógrafos y periodistas para vivir en directo la supremacía del patinaje colombiano.

 

La televisión lo es todo en el deporte y a partir del próximo año los Campeonatos Mundiales de Carreras dejarán de ser eventos anónimos.

 

Otra idea muy buena fue la de asegurar la presencia de periodistas de los más importantes medios de comunicación del mundo. La idea es que las salas de prensa no sólo sirvan para ser ocupadas por colombianos, sino que los comunicadores de todo el mundo emitan sus impresiones con el cubrimiento que se merece un deporte como el patinaje.

 

Los Campeonatos Mundiales de Cali del próximo año, por ejemplo, ya tiene asegurada la transmisión por televisión en vivo y en directo vía satélite. Gijón, España, también adquirió el compromiso para el 2008.

 

Las próximas sedes (2009-10-11 y 2012) se sabrán sólo hasta diciembre cuando se reúna el Comité Internacional de Carreras en la Asamblea de la FIRS.  Suiza y China Taipei se pelean la sede de 2009, con cierto favoritismo para la primera nación pues resulta interesante el hecho de que se haga el mundial en el país sede del Comité Olímpico Internacional.

 

Para el 2010 Australia, Holanda y el país perdedor de la elección para el 2009, lucharán por los votos que le confirmen su aspiración. Es más, ya hay candidatos fuertes para el 2011 donde Argentina aparece como la opción más firme sobre Korea del Sur que se volvió a entusiasmar. Para el 2012 Italia y Bélgica lucharán también por ese honor.