Bienvenidos a patincolombia.com, el portal del patinaje colombiano

                                                                                                   

Volver

                                                             

 

Agosto 13

 

JEISON MARTÁN CONSIDERA QUE ESTA VEZ SI SUBIRÁ AL PODIO

 

“Quiero demostrar que los velocistas no somos el hueco de la Selección”

 

Por ORLANDO RUSSO DIAZ

Enviado Especial

Patincolombia.com

 

BOGOTÁ.- El hecho de haber sido el único patinador en el mundo que ha podido bajar de los 16 segundos en la prueba de los 200 metros ruta, es una referencia que este año espera rubricar en pleno desarrollo de los Campeonatos Mundiales de Korea, pues si bien en China, en su primer certamen en la categoría mayores, su desempeño se concentró en estar quinto y séptimo en las series contra el cronómetro, sigue esperando ese momento de inspiración para volver a escribir un nuevo capítulo dorado del patinaje nacional.

 

Y es que todos todavía lo estamos esperando, pues confiamos en que este tipo de pruebas rompan el tabú definitivamente. Todo lo tiene para brillar en el firmamento como lo hiciera en el pasado Carlos Alberto Penagos. Pero esta vez confiamos que pueda subir al podio a recibir el máximo premio.

 

“Más que un reto personal mis objetivos de conseguir una gran figuración en estos Campeonatos Mundiales, radica en la referencia que podamos marcar con miras a las nuevas generaciones. Quiero demostrar que los velocistas no somos el hueco de la selección. Que al contrario, también sumamos”, dijo Jeisson.

 

En la actualidad el récord mundial lo ostenta un viejo conocido de la casa, el italiano Gregory Duggento, quien en China 2005 pulverizó su propio tiempo. “En el pasado Campeonato Nacional interdigas me acerqué mucho a mi propia marca personal pues hice 16.0 contra el 15.956”, aludió.

 

“Personalmente considero que me he preparado muy bien, que sigo sin desesperarme, que entiendo que las cosas llegarán a su debido tiempo, eso sí, espero que sea en este Mundial y si todo eso asegura la medalla de oro, ya la tendría colgada. Pero en los Campeonatos Mundiales las cosas son a otro precio, pues la responsabilidad de representar a todo un país es muy grande. Igualmente, influyen otras cosas extras para soñar en conseguir la medalla de oro y que dicho registro se convierta en moñona con nuevo récord y todo. Influye la pista, el viento, la actitud y hasta la buena suerte”, explicó.

 

“No puedo decir que no vamos a llegar lejos, o que todo lo que hacemos no tiene como objetivo el título mundial. Es lógico pensar que de no ser así para que entrenaríamos tanto. Pero otra cosa es estar allí. En 16 segundos lo único que se siente es un hormigueo en el estómago y los latidos del corazón. Es de las pocas experiencias donde uno puede escuchar los sonidos del silencio”.

 

Puntualizó que el Jeisson Martan de este año ha cambiado con respecto al que se presentó en China. “He mejorado muchísimo en las curvas. En el pasado las tomaba muy estrellado y ya me siento más cómodo lo que espero me ayude a conseguir el título… Eso espero y es mi mayor anhelo”, advirtió el patinador cartagenero.