Volver

                                                             

 

UN RADIANTE SOL ACOMPAÑÓ EL FESTIVAL REGIONAL DE PATINAJE PARA MENORES.

 

LLUVIA DE MEDALLAS EN EL ROBERTO GARCÍA PEÑA

 

24 FINALES SE DISPUTARON EN LA SEGUNDA JORNADA DE COMPETENCIAS.

 

Por LUIS GABRIEL "COCO" GOMEZ

Columnista patincolombia.com

 

Desde las ocho de la mañana los pequeños corredores de los 24 clubes que hacen parte del evento en representación de ocho ligas de la regional oriental del país, comenzaron la disputa de las medallas en la extensa jornada preparada por la organización.

 

La primera en soltarse fue la final de la prueba de habilidades, donde cada participante tuvo que cumplir con el slalom alterno combinado con círculos, un exigente examen para medir la fundamentación y el trabajo de base de las escuelas y los clubes en disputa.

 

Entre los mas pequeñitos, los de ocho años, los destacados fueron los deportistas de los clubes de Santander, Huila y Norte de Santander, quienes dominaron el cuadro de la medallería.

 

Para la categoría de nueve años, Meta, Bogotá y Cesar dominaron entre las damas, y los caballeros de los clubes del Huila, Bogotá, Norte de Santander y Santander, hicieron de las suyas.

 

Ya en los 10 años, Santander, Bogotá, Meta Huila y Cesar ocuparon los lugares de privilegio entre las damas, Santander, Meta y Atlántico dominaron a su antojo entre todos los participantes.

 

Así fueron cumpliéndose las demás competencias, Puntos, Baterías y la prueba en Línea, con mucho derroche de energía por parte de los participantes, inundando de alegría el Roberto García Peña.

 

Y es que los eventos de los pequeños resultan muy emocionantes, no sin decir que los de los grandes no lo sean, no. Lo que pasa es que los niños sienten de una manera especial la competencia, sufren, lloran, ríen, hace llorar y hacen reír a sus padres y acompañantes, hacen pataleta, cuando se caen se desparraman en la pista y algunos, incluso con dotes actorales, se retuercen ó en su defecto se petrifican sobre la pista… claro está, algunos si se dan duro y en serio, muchos de los papitos se salen de la ropa, discuten con los jueces (unos en buenos término y otros de manera censurable), envolviendo a los asistentes en una emoción permanente y continua.

 

Hoy por fortuna, el dios de la lluvia se alejó del sector de la Ciudadela Real de Minas para proteger a los pequeños y permitirles cumplir con su programa de competencias sin el rigor del tiempo y acompañados de un sol radiante que parecía también disfrutar con las competencias.

 

Más allá de los puntos, de las medallas, de quién gana o de quién no, lo importante es que el semillero del patinaje colombiano sigue creciendo, afianzándose; como quien dice, Cecilia, Berenice, Silvia, Liana y compañía, en poco tiempo ya tendrán que mirar con mucha seriedad hacia atrás, porque viene empujando, y muy duro, una serie de chiquillos con hambre de triunfo y gloria. Si quiere conocer cómo quedaron las competencias, haga ‘click’ en RESULTADOS de nuestra página patincolombia.com. Ah! Mañana habrá premiación porque las medallas al fin aparecieron. Gracias a Dios. La nota jocosa del día.