Bienvenidos a patincolombia.com, el portal del patinaje colombiano

                                                                                                   

Volver

                                                             

 

Agosto 13

 

TODOS QUIEREN RENDIRSE A LAS RUEDAS DE ALEXANDRA VIVAS

 

 

Por ORLANDO RUSSO DIAZ

Enviado Especial

Patincolombia.com

 

BOGOTÁ.- Decir que la cartagenera Alexandra Vivas es la mejor patinadora del mundo es una verdad que no sólo lo demuestran sus seis títulos mundiales cosechados en los dos últimos campeonatos orbitales, sino también el hecho de hacer parte del mejor equipo femenino del momento. Esos logros, más la medalla de oro, su primera presea dorada conseguida en Barrancabermeja 2000, la convierten en la deportista colombiana más laureada de este deporte, por lo menos en la categoría mayores.

 

Y es que la historia deportiva de Alexandra es de admirar, pues con base en muchas, cientos y miles de horas de entrenamiento, pudo vencer la adversidad tras su asomo triunfal en los Campeonatos Mundiales de hace seis años, cuando expertos y extraños la vislumbraban como una de la patinadoras a reinar en la categoría.

 

Pero no fue así, es más, su vida deportiva estuvo matizada con muchos contrastes, como en el 2001, para los Mundiales de Valence D´Agén, cuando no pudo volver a su forma. Semanas atrás había hecho parte del equipo colombiano que nos representó en los Juegos No Olímpicos celebrados en territorio asiático. “No pudimos nunca volver a estar en nuestro nivel. Es más, todos quienes estuvimos allí, nos fue literalmente imposible ser los mismos en pleno desarrollo de los Mundiales en Francia”, dijo la capitana del equipo nacional.

 

En el 2002 tuvo de nuevo una experiencia adversa para los Campeonatos Mundiales de Oostende, Bélgica, pues tampoco brilló como todos esperábamos y se quedó por fuera del protagonismo. En esa oportunidad se le midió a la aventura de correr el Circuito Mundial de Maratones con el equipo de la firma australiana Bont., pero como pasa “especialmente en nosotras las damas, el hecho de habituarnos a las pruebas callejeras de largo aliento, nos resta velocidad y ese tampoco fue mi año. Una nueva frustración que me siguió llenando de madurez, sobre todo mental. Todos estos baches lo único que me hicieron fue creer más en Dios y refugiarme en él definitivamente. Yo me volví Cristiana desde el 2000, y nunca me ha faltado su apoyo para seguir adelante”, aclaró Alexandra Vivas.

 

Para los Mundiales de Barquisimeto 2003, los resultados mejoraron de manera ostensible, pero como les pasó a sus demás rivales, se encontró con un poderoso equipo estadounidense que le privó de una mejor figuración. “Allí alcancé tres medallas de plata, y lo tomé como muy bueno atendiendo que no me montaba en el podio desde Barranca”, explicó la deportista.

 

“Para el 2004 las cosas fueron diferentes, ya muy motivada, con un gran equipo de respaldo y con la maduración de todo un proceso que hasta hoy nos ha venido acompañando. Con una excelente preparación, en esta ocasión sí tuve el liderazgo que se me estaba pidiendo, y volvimos a revalidar en territorio europeo nuestra condición de gran potencia. Los Mundiales me dieron la oportunidad de colgarme tres medallas de oro, las mismas que alcanzaría un año después en China”.

 

Ese recorrido de alegrías a tristezas y de frustraciones a exaltaciones, la erigen hoy por hoy como la patinadora más importante del planeta. Es esa estandarte de la mejor técnica sobre patines que se pueda encontrar y especialmente, muy inteligente a la hora de aplicar las estrategias de su técnico Elías del Valle. “De verdad soy muy tranquila y eso de ser la mejor del mundo es un honor que ustedes lo consideren así, pues no soy yo para darme esos apelativos. Pero acaso sí es cierto, debo decir que todos los resultados que se dan en la Selección Colombia tienen como esencia  el trabajo de equipo. “Individualmente, pienso que a diferencia del año pasado, estoy más madura y mucho más agresiva en la pista”.

 

Por todo esto, Alexandra Vivas es la gran carta que presentará el equipo colombiano durante los Mundiales de Korea. Sin duda, la gran familia del patinaje internacional no resistirá  tampoco en rendirse a sus ruedas.