Volver

                                                             

 

Agosto 26

 

LAS MARATONES EN EL PATINAJE

 

Pruebas de gran fondo ó 'papita' para los velocistas? Ustedes juzgarán.

 

Por LUIS GABRIEL ‘COCO’ GÓMEZ

Columnista patincolombia.com

 

Sin duda una de las pruebas mas vistosas del patinaje, donde el público puede disfrutar del espectáculo y apreciar de cerca a sus figuras, es el maratón; calles engalanadas, aceras repletas de aficionados, niños buscando autógrafos y todo el montaje de un gran certamen.

 

Es un gancho que funciona para mostrar el deporte, sin limitar la asistencia de los aficionados y curiosos a un escenario cerrado, en este caso, pequeño, porque los patinódromos en Colombia son relativamente pequeños, comparados con la capacidad de otros estadios deportivos.

 

Eso por el lado espectáculo, muy bien: 10 puntos. Pero en lo deportivo viene eso mismo: el 'pero' del asunto.

 

En los últimos años, especialmente en Colombia, los grandes fondistas, maratonistas, esos 'tragakilómetros, se han ido quedando atrás en los podios de premiación de las pruebas de largo aliento. Hagamos memoria.

 

El gran dominador de las maratones en Colombia en la última década se llama Diego Mauricio Betancur, ¿Lo recuerdan, lo recuerdan?; donde el paisa se paraba era apague y vámonos porque al lado suyo no había nada qué hacer.

 

En damas la balanza es un poco más pareja pero inclinada hacia el nombre de Cecilia Baena Guzmán; la cartagenera es podio fijo en los 42 kms. Aunque le costó en un principio, pues vino a ganar su primera prueba de largo aliento durante el Campeonato Nacional Interclubes de Cali 2002; incluso recuerdo que Don Eugenio Baena Calvo, su padre, nos pegó un susto de padre y señor nuestro, casi se muere del patatús que le dio de la alegría por ver a su ‘pequeña maravilla’ imponerse en esta competencia.

 

¿Por qué a los de gran tanque, los eximios fondistas, esos que parecen que tuviesen tres pulmones, les cuesta tanto en las maratones? Sencillo: Nadie quiere arriesgar, nadie quiera ponerle el pecho a la brisa, nadie propone, todos esperan y ahí en río revuelto, ganan los velocistas…

 

Pongan ‘rewind’ en sus grabadoras mentales y verán clarito que así ha sido la gran mayoría de las maratones en nuestro país: "Grupo compacto, pelotón que marcha en calma, la cinta multicolor es amarradita" al mejor estilo de mi buen amigo ‘Lucho’ Escobar.

 

Adelanto un poco… pripripripripri… y dice la grabación: "Atención, faltan sólo doscientos metros, Silvia Natalia Niño levanta el vuelo, a su rueda se pega Alexandra Vivas en compañía de Liana Holguín…" (nótese todas fondistas) luego se oye: "Apareció Cecilia Baena de la nada, saca una ligera ventaja sobre el resto del grupo, viene como un bólido, mete la espacaaaaata abriendo el compás de sus piernas y cruza primero la línea de meta, haciéndole la papeleta al resto del pelotón…" y la prueba la gana la velocista. Entre los caballeros pasa igual.

 

Por eso valoro y maximizo el triunfo del 'gordo' Botero en la Primera Parada del Circuito de Las Américas ‘Bogotá En patines’, (sin minimizar lo de Cecilia porque ella hace lo suyo) mostrando dominio del grupo, dando una clase en cuanto al manejo de una carrera, midiendo piernas, marcando el ritmo de la carrera, poniéndole el pecho a la brisa, jugándose la piel al lado de Garzón y Ariza y dejando claro que por fortuna, en su caso, las maratones son de los maratonistas.

luisgcocogomez@gmail.com